La muerte de Fraga y el legado del Estado democrático

Ver tambien :

Versión para impresiónEnviar por email

El 15 de Enero ha fallecido Fraga Iribarne; un "hombre de Estado" que sin duda ha jugado un papel central en la política burguesa los últimos años. Particularmente, como han dicho prácticamente todos sus "compañeros", en la transición democrática.

"Cuando estés muerto, todos dirán que fuiste bueno",  y al cadáver de Don Manuel no han cesado de lloverle elogios... ¡Por franquista!, ¡Por demócrata! y ¡Por saberse adaptar pasando de lo uno a lo otro!

Hoy los sindicatos, que eran ilegales y clandestinos  cuando "la calle era suya", expresan "el reconocimiento a su papel como uno de los padres de la Constitución y, por tanto, su contribución a la democracia"  (UGT) y reconocen que "en democracia supo adaptarse a los nuevos tiempos" (CCOO). Y Don Santiago Carrillo, dirigente entonces del PC, que andaba disfrazado con peluca, dice ahora que "Cuando la dictadura estaba desgastada, tuvo el mérito de  incorporar la derecha tradicional al régimen democrático".

Y es que, tanto como Ministro de la Gobernación, cuando ordenó disparar contra los obreros de Vitoria en 1976, como cuando presentó a Carrillo en el club siglo XXI, sancionando la legalización del PC y los sindicatos, Fraga cumplía con su papel de imponer la dictadura del Estado burgués frente a la lucha de la clase obrera, esquilmada por los ataques que imponía la crisis en los años 70. El mismo papel que han cumplido y cumplen sus "compañeros" dirigentes sindicales, estalinistas y socialistas, que en los años 70 cambiaron el "look" del Estado burgués franquista vistiéndolo de democrático para así confrontar en mejores condiciones la lucha de clases.

Como hoy nos los recuerdan los halagos a Fraga, la transición democrática fue una gran operación política bajo el patronazgo del antiguo bloque USA y en primera línea de Francia y Alemania, para adaptar el  carcamal del Estado franquista a las necesidades del capital nacional español, particularmente la de enfrentar la gran oleada de luchas obreras desde finales de los años 60. A golpe de reconciliación nacional, estatutos de autonomía, Constitución y elecciones parlamentarias, la burguesía española impuso los Pactos de la Moncloa, los despidos y los ataques a las condiciones de vida obrera. Ataques que han continuado y desarrollado los siguientes gobiernos, incluidos algunos socialistas y otros locales, como el último tripartito en Cataluña, donde ha participado IU.

Julio Ramírez, 16.01,12

 

Artículos sobre la transición democrática

. España: Tesis de la Corriente Comunista Internacional. Acción Proletaria nº 5, Octubre 1975

. Del franquismo a la democracia, la explotación cambia de disfraz. Acción Proletaria nº6, Diciembre 1975

. Reformas, rupturas, castillos en el aire. Acción Proletaria nº 8. Abril-Mayo 1976

. Vitoria: la alternativa proletaria. Acción Proletaria nº 8. Abril-Mayo 1976

. Del cadáver orgánico a la democracia anémica. Acción Proletaria nº 10. Septiembre-Octubre 1976

Estos artículos, por el momento, no están en nuestra web. Puedes conseguirlos solicitándolos a nuestro correo