Pronunciamiento del Encuentro Internacionalista en México

Versión para impresiónEnviar por email

La necesidad existente en la clase obrera por enfrentar las campañas ideológicas que promueven falsos caminos, como la "revolución cubana", el "socialismo del siglo XXI" o el avance de "gobiernos progresistas", y la agravación a sus condiciones de vida por efecto de la agudización de la crisis, ha impulsado desde hace tiempo a la creación de grupos y círculos de discusión, los cuales, son ya en sí mismo un verdadero esfuerzo de la clase por reflexionar y buscar caminos hacia la revolución. Pero ese esfuerzo sólo puede tomar mayor dimensión en la medida en que se combata al aislamiento y esa reflexión inicial se extienda, y bajo el principio de la crítica, la solidaridad y la defensa del internacionalismo, tome una profundidad mayor. En ese plano, el Encuentro de discusión internacionalista, aún cuando inicialmente ha sido convocado por la Corriente Comunista Internacional, se reconoce como un esfuerzo colectivo, en el que grupos, círculos e individuos implicados en la discusión, han sido capaces de plantear un pronunciamiento que recoge algunos acuerdos.

Convocados a la discusión de la agenda: I. La crisis y la decadencia del capitalismo, II. Situación actual de la lucha de clases internacional y III. Formas de organización y lucha de la clase obrera, la reunión genera un pronunciamiento mínimo bajo el cual abre la posibilidad de dar continuidad a la discusión, la reflexión y la coordinación de fuerzas:

1. Concientes de que la clase trabajadora para fortalecer su conciencia requiere de la discusión, los asistentes definen el criterio proletario de la crítica respetuosa, y sustentan la necesidad de acercar las fuerzas proletarias para alentar el fortalecimiento de un MEDIO PROLETARIO INTERNACIONAL, capaz de reconocer las diferencias y al mismo tiempo mantener abierta la polémica y la voluntad de intervenir colectivamente, construyendo los lazos solidarios vitales en el combate proletario contra el capitalismo.

2. Aún cuando existen ciertas diferencias de parte de algunos camaradas en torno a la explicación y el momento de apertura de la decadencia del capitalismo defendido por la CCI, el conjunto de los asistentes expone el acuerdo de la existencia, en la actualidad, de condiciones materiales que hacen posible y necesaria la transformación radical del sistema capitalista, lo que implica que es imposible esperar beneficios (ni aún temporales) de las políticas pretendidamente progresistas planteadas por el aparato de izquierda del Estado burgués.

3. El desarrollo del capitalismo ha llevado a que instrumentos que otrora permitieron el desarrollo del combate proletario, en la actualidad sean órganos que el capital ha recuperado en su estructura y utiliza para el sometimiento, tal es el caso del sindicato. Sobre este aspecto, algunos compañeros expresaron su desacuerdo, aún cuando reconocen la limitación histórica que éste representa y el papel de saboteador que ha jugado en las luchas proletarias del siglo XX y lo que va del XXI.

4. El encuentro ha reconocido que la recesión que se vive actualmente, no es sino un proceso de agudización de la crisis que se abrió a fines de la década de los sesenta, la cual no tiene solución ni con las medidas "neoliberales", ni con las políticas intervencionistas anunciadas por gobiernos, como el de Obama, o los de izquierda presentes en América Latina, desde Castro y Chávez, pasando Evo Morales y Lula, hasta los del FMLN y FSLN.

5. Ese proceso de agudización de la crisis ha traído respuestas de la clase trabajadora. Sin embargo, el proletariado en general está aún haciendo la digestión a los ataques por lo que se puede sentir en algunos sectores cierta inhibición en su actuación. No obstante podemos decir que las manifestaciones que se han presentando en desde 2003 a 2008, aunque sean respuestas incipientes, estas son ya reveladoras de que el curso abierto en la historia es hacia el desarrollo futuro de combates. Por eso la campaña de la burguesía que avanza afirmando la desaparición del proletariado o su incapacidad para poner en cuestión a la explotación, se derrumba cuando se percibe que el proletariado de nuevo se pone al centro del escenario social.

6. Las diferencias y matices expuestos a lo largo de las temáticas discutidas, más que ser un motivo para cerrar un debate, representan oportunidades para clarificar, profundizar y ampliar la discusión. En este sentido el encuentro considera necesario construir un medio para dar continuidad a la discusión y de esa manera preparar un posterior encuentro a realizarse en próximos meses. Así, se mantiene el acuerdo de construir un "blog" en el que, asidos al espíritu internacionalista, se le de uso para:

- dar continuidad al debate y abrirlo hacia el conjunto de la clase,

- recuperar análisis que permitan dar profundidad a las discusiones,

- compartir y extender las experiencias de luchas del proletariado en diferentes regiones,

- denunciar las trampas de la burguesía e impulsar la solidaridad de los explotados,

- sacar y extender las lecciones de cada uno de sus combates.

- coordinar los esfuerzos de las minorías concientes de la clase obrera para intervenir de manera conjunta.

7. El encuentro confirma que el proletariado es una clase internacional, por lo cual su discusión y organización requieren de esa dimensión, por eso esta reflexión está en continuidad de los esfuerzos presentes en encuentros similares que han tenido lugar en Corea, España. Por eso, construir colectivamente un espacio para el debate fraterno es una tarea que se inscribe en la preparación del futuro y es un paso importante en el desarrollo de la conciencia y la unidad de la clase obrera.

Abril, 2009.