Guadalupe, Martinica, La Reunión: ¿Por qué la burguesía cedió?