Acción Proletaria nº 200, una publicación abierta al debate proletario

Ver tambien :

Versión para impresiónEnviar por email

 

Acción Proletaria, publicación en España de la Corriente Comunista Internacional, alcanza, con éste, su número 200.

AP empezó a publicarse en 1974, es decir hace 34 años, como parte de un proceso de emergencia internacional de elementos y grupos revolucionarios nacidos al calor de la reanudación de la lucha obrera de finales de los años 60. Privados de una continuidad orgánica con las organizaciones revolucionarias del pasado, pequeñas minorías buscaban, aquí y allá respuesta a la multitud de cuestiones que bullían en sus cabezas, aunque animados por una fuerte voluntad de discusión y de debate internacional e internacionalista. Fruto de ese formidable impulso de discusión y búsqueda de la clarificación se constituyó, en 1975, la CCI: «La iniciativa de Internationalism y la propuesta de RI  desembocaron finalmente en la celebración de una serie de conferencias y encuentros en Inglaterra y Francia en 1973... Además, y sobre todo, aquellas clarificaciones y decantaciones habían creado las bases que iban a permitir la constitución de la Corriente Comunista Internacional en enero de 1975. Durante aquel mismo período, efectivamente, RI había proseguido su labor de contactos y discusiones a nivel internacional, no sólo con grupos organizados sino también con individuos aislados, lectores de su prensa y simpatizantes de sus posiciones... Esa labor había llevado a la formación de pequeños núcleos, en España e Italia, en torno a las mismas posiciones, núcleos que en 1974 iniciaron la publicación de Acción Proletaria y Rivoluzione Internazionale.. Así pues, en la conferencia de enero de 1975 estaban presentes Internacionalismo, Révolution internationale, Internationalism, World Revolution, Acción Proletaria y Rivoluzione Internazionale, quienes compartían las orientaciones políticas que había desarrollado Internacionalismo a partir de 1964»(1)

Desde ese momento y sin interrupción, Acción Proletaria ha visto la luz cada 2 meses. Primero con la forma de revista hasta su número 63, luego bajo la forma de periódico a partir de finales del año 85. Desde 2003 se añade la publicación en castellano en la web: http://es.internationalism.org/. En este artículo no podemos entrar a desmenuzar la multitud de temas que hemos abordado en Acción Proletaria, así como en el conjunto de la prensa de la CCI, durante todo este tiempo. Por eso pedimos a los lectores que estén interesados en conocerlos en detalle, que nos escriban a nuestro correo electrónico ([email protected]) o a nuestra dirección postal (Apartado de Correos 258; 46080 Valencia -España - ), para solicitar la colección de nuestra publicación, o los números atrasados que deseen conocer y que aún no están disponibles en nuestra web(2).

De toda esa enorme actividad desarrollada en nuestra prensa, hay un eje sobre el que sí queremos extendernos en este articulo: la contribución de nuestra prensa al debate de las ideas proletarias, al desarrollo de la conciencia en la clase y especialmente en los elementos y grupos que durante estos años han ido surgiendo buscando clarificarse, buscando entender quién y cómo puede cambiar este mundo que conduce a la humanidad a la destrucción y a la barbarie. Las páginas de nuestra prensa siempre han estado abiertas al debate fraternal, a la confrontación de ideas y posiciones al servicio del desarrollo de la claridad y la conciencia en las filas obreras. Lo estuvieron en los años 70, en los 80, en los 90, en el nuevo milenio y, hoy mismo,  lo siguen estando. Siguiendo esta tradición, en este número 200 publicamos, por ejemplo, la contribución de compañeros de Ecuador que defienden una postura internacionalista frente a los vientos nacionalistas y belicistas que sacuden actualmente esa región del mundo.

Y es precisamente esa tradición de debate por la clarificación política sin ostracismos lo que nuestra Corriente y nuestras publicaciones como AP reivindican (y tratan de llevar a la practica lo mejor posible), de las organizaciones del movimiento obrero que nos precedieron en el pasado: la Liga de los Comunistas, las Internacionales, las fracciones de izquierda que se desgajaron de ellas, Bilan, la Izquierda Comunista de Francia...

Para la especie humana, para el proletariado en cuyas manos está su supervivencia, para las organizaciones revolucionarias, para los elementos que buscan cómo cambiar este mundo, el debate, la discusión, la confrontación de ideas y argumentos es una necesidad vital. Nuestra prensa siempre lo ha puesto de manifiesto. Veamos, por ejemplo, lo que decíamos en 1977: «Solo una discusión abierta y lo más amplia posible podrá hacer avanzar la clarificación política. Ha de haber entre los grupos, núcleos, círculos e individuos que constituyen el conjunto de minorías revolucionarias de la clase, un debate al que no se deben poner límites y que debe ir en todo momento al fondo de los problemas... Queremos invitar a esa discusión a todos los revolucionarios... Las formas prácticas de discusión y de confrontación... las iremos encontrando. Es preciso que haya siempre una actitud abierta y, sobre todo, es muy importante que la discusión sea internacional» (AP nº 15: "Carta a los revolucionarios", Agosto de 1977).

A ese debate fraternal, internacional, sincero y abierto, como corresponde y es tradición en el proletariado, nuestra publicación ha dedicado muchas páginas en sus ya 200 números. Varios han sido los instrumentos concretos para este fin:

 

"LA TRIBUNA DEL LECTOR".  

En esta rubrica hemos dado cabida a múltiples y muy interesantes contribuciones de lectores y compañeros que, de acuerdo o no con los análisis y posiciones defendidas en nuestra prensa, han alimentado una discusión internacional sobre cuestiones importantes para el proletariado.

Desgraciadamente no podemos reproducir, ni siquiera enumerar, todos los temas que en ella se han tratado. Nos conformaremos con dar unas breves pinceladas de las cuestiones planteadas, que van desde la defensa del internacionalismo proletario frente a la guerra imperialista (ver AP nº 35 "Carta de un lector sobre la guerra Iran-Irak", por ejemplo), pasando por un debate sobre la cuestión del aborto (ver AP nº 39 y 40) o sobre la comprensión de la crisis económica (ver en AP nº 48, el debate sobre la decadencia del capitalismo y los ciclos económicos, por ejemplo); o sobre cómo dispone la burguesía sus fuerzas políticas para organizar el mantenimiento de su dominio sobre la sociedad y el proletariado (ver en AP nº 48 "La Izquierda a la oposición") etc.

También en nuestra Tribuna del Lector han tenido cabida discusiones para sacar lecciones, tanto en caliente como con perspectiva, de luchas de mayor o menor alcance, que en estos años ha protagonizado nuestra clase, tanto en España como a escala internacional. Especialmente la publicación de panfletos editados por los propios trabajadores en lucha durante los años 70  y 80 en España (Ver AP nº 24, 25, 34, por ejemplo), así como frente a movimientos de lucha de clases a escala internacional de marcada importancia. Por ejemplo ante las luchas de Polonia en 1980 (Ver AP nº 83 "¿Qué lecciones nos enseña Polonia?").

También han tenido cabida debates más generales, por ejemplo, en defensa del marxismo, como puede verse en AP nº 61 con la contribución de un grupo de Trabajadores Comunistas Internacionalistas.

Valga esto como muestra, especialmente de los números publicados en los años 70, 80 y 90,  que son menos conocidos o incluso desconocidos para muchos de nuestros lectores actuales. Esta tradición, como decíamos, la mantenemos viva como muy bien podrá comprobarse visitando nuestra "web". A fecha de hoy, en portada de la sección "CCI on line" de dicha página figura un texto de un compañero del Núcleo de Discusión Internacionalista de República Dominicana,  referente a la situación en Cuba tras la abdicación de Fidel Castro: "Renuncia de Fidel: el problema no es el jinete, sino el caballo" (http://es.internationalism.org/node/2197).

 

¿CÓMO DESARROLLAR EL DEBATE?

Pero si hemos tenido especial interés en exponer públicamente los debates que manteníamos por correspondencia con compañeros que nos han escrito (y a los que lógicamente hemos solicitado su autorización para hacerlo así), también nos hemos preocupado por trasladar a nuestros lectores las discusiones que tenían lugar en nuestras Reuniones Públicas, y sobre todo de las contribuciones que en ellas hacían compañeros que no forman parte, ni están necesariamente de acuerdo con la CCI.

Otras rúbricas, especialmente HEMOS LEIDO y POLÉMICA, han ido dando cuenta de los debates con una multitud de grupos, que a lo largo de estos más de 30 años han ido apareciendo en el panorama político tanto español como de habla hispana, bien sean grupos que se reclaman (o reclamaban puesto que muchos ya han desaparecido) de la Izquierda Comunista, o agrupamientos en muchos casos efímeros nacidos al calor del desarrollo de unas condiciones favorables a la politización.

Esta rubrica, dentro de nuestra prensa, siempre ha tenido por vocación ser sensible y debatir con los elementos y publicaciones que han ido apareciendo en la escena política, independientemente del grado de convergencia con nuestras posiciones. Por ejemplo entre mediados los años 70 y principios de los 80, se produjo una efervescencia de publicaciones como "Sin tregua" de la Agrupación Mayo 37 (en España) de la que nos hicimos eco desde AP nº 33 y siguientes hasta AP nº 44. Otro tanto cabe decir de la revista "Revolución" sobre la que escribimos en AP nº 36; o el "Movimiento por el poder obrero" de Colombia en AP nº 35; la revista "Etcétera: Correspondencia de la guerra Social" (ver por ejemplo AP º 60); el "Colectivo Comunista Alptraum" de México (ver AP nº 63),  la "Correspondencia Internacional" (AP nº 50). Durante este período nuestra prensa hizo frente a un problema de gran envergadura para los revolucionarios: ¿Cuál debía ser la relación entre las organizaciones del medio político existente y los nuevos grupos que surgían? ¿Cómo comprender y desarrollar el debate? ¿Cómo y sobre qué bases reagrupar las fuerzas revolucionarias? Sobre estas cuestiones, por ejemplo,  debatimos en nuestra prensa con otros grupos del medio revolucionario, tanto de la corriente "bordiguista" (ver por ejemplo, entre otros, una polémica con "El Comunista" sobre "¿Cómo luchar por el partido?" en AP nº 65).

Como puede verse muchas han sido las experiencias en este terreno, tanto a escala internacional como en España. Sus lecciones en gran medida siguen siendo válidas en la actual situación en que hay una emergencia de grupos y elementos que buscan la clarificación política y formar parte del combate de nuestra clase por su emancipación.

Hoy asistimos de nuevo, al calor de un resurgir de la lucha de clases, a una eclosión de nuevas energías revolucionarias, procedentes de la nueva generación obrera que se incorporan al combate, y a un nuevo esfuerzo de ruptura con la cárcel que representan los partidos de la burguesía. Unos y otros necesitan, como el aire, un clima fraternal donde exponer con toda franqueza la claridad que van atisbando en su evolución como las dudas que aún conservan. Ese clima fraternal es el característico del debate proletario, de la toma de conciencia de una clase que rechaza, como criticaba el propio Marx, el "Aquí está la verdad  ¡arrodillaos¡", y que ve la clarificación como un proceso colectivo que exige por tanto un debate (véase en nuestra Revista Internacional nº 131:  "La cultura del debate: un arma de la lucha de clases"[3]). 

Hoy, como hace 200 números, en papel o en edición digital, nuestras páginas y nuestras energías están al servicio del debate internacional e internacionalista, al servicio del desarrollo de la vanguardia proletaria, de su desarrollo, de su ampliación y de su reagrupamiento.

La prensa revolucionaria ha sido siempre, y sigue siendo el principal, útil de difusión de las ideas comunistas, su debate en el seno de la clase y un instrumento vital de combate por el comunismo.

 Mar /24 de Marzo de 2008

 


(1) Ver en Revista Internacional "20 años de la CCI: la construcción de la organización revolucionaria" (en nuetra web: http://www.es.internationalism.org/cci/historia_cci

 

(2) La tarea de transcribir al formato digital los ríos de tinta que supone AP en forma papel es, como bien podrán comprender nuestros lectores, enorme. Animamos a todos nuestros lectores a que contribuyan, en la medida de sus posibilidades, a colaborar con nosotros en ese empeño. ¡Toda iniciativa, toda colaboración, es bienvenida!

 

[3] http://es.internationalism.org/La+cultura+del+debate%3A+un+arma+de+la+lucha+de+la+clase