Airbus: Sí aceptamos los sacrificios, la burguesía golpeará más fuerte mañana