Lucha de los institutos de Valencia

Ver tambien :

Versión para impresiónEnviar por email

Condiciones insoportables en los Institutos:

Se han dado diferentes explicaciones de esta situación. Los gobiernos privilegian a la enseñanza privada y dejan abandonada a la pública; hay una corrupción galopante que lleva a gastar enormes fondos en la especulación urbanística en detrimento de los servicios básicos ...

Estas explicaciones dan cuenta de una parte de la verdad pero no explican el problema de fondo: la raíz del problema está en la situación actual del capitalismo. El capitalismo está en una crisis cada vez más aguda que lleva a todos los Estados en todos los países a hacer recortes cada vez mayores en lo que llaman el “Estado del bienestar”: la parte del dinero que extraen a los trabajadores bajo la forma de impuestos y cotizaciones y que supuestamente debería dedicarse a educación, sanidad, servicios sociales etc., la reducen cada vez más y como consecuencia de ello los centros de enseñanza están abandonados deteriorándose a la carrera sus infraestructuras incluidas las más elementales como la calefacción o el mantenimiento de edificios etc.. Pero pasa lo mismo en la sanidad con colas interminables, con enfermos en los pasillos, con listas de espera de más de un año... Tres cuartos de lo mismo en los barrios, en los servicios sociales, en las prestaciones a los jubilados, a los desempleados, a los jóvenes...

No es un problema particular de la enseñanza. No es un problema específico de la Comunidad Valenciana, se ve igualmente en otras comunidades como Cataluña con el escándalo del Carmelo que tiene gobierno “de progreso” a diferencia del gobierno PP de aquí. En realidad tampoco es un problema limitado a España. El deterioro de la enseñanza se generaliza en todos los países “desarrollados”. En Francia han habido movilizaciones masivas de estudiantes de los Liceos (equivalente a los institutos de aquí) contra leyes que suponen un deterioro igualmente grave. En Inglaterra, en Alemania, en USA, la calidad de la enseñanza y el estado de las instalaciones públicas está por los suelos...

No hacemos frente a un problema local, sectorial o particular que requeriría una lucha limitada, parcial, de simple presión; estamos sufriendo un problema general, histórico, mundial, que es el hundimiento progresivo de todo el capitalismo mundial en una crisis sin remedio que genera guerras, miseria, desempleo y que conlleva igualmente un deterioro de enormes proporciones de todos los servicios sociales cuya financiación no es ningún regalo sino que sale de los bolsillos de los trabajadores.

La degradación intolerable de las condiciones de estudio, de la situación de los centros, debe ligarse a una degradación no menos intolerable de las condiciones de trabajo marcadas por la precariedad, el desempleo, los accidentes laborales, la baja de los salarios, el aumento siempre más agudo de la explotación. Hoy se estudia sin luz y calefacción pero eso es el anuncio de cómo será el trabajo mañana: precario, con la espada de Damocles del desempleo permanente, amenazados por los accidentes laborales...

Apoyamos la lucha emprendida y nos solidarizamos con ella. NO HAY MAS RESPUESTA QUE LA LUCHA.

Pero ¿cómo luchar? ¿por qué objetivos? ¿quiénes son nuestros amigos y quienes nuestros enemigos?

Los estudiantes forman un estrato social provisional y heterogéneo, sin embargo, la mayoría (sobre todo en Institutos y universidades públicas) serán trabajadores: afectados por el desempleo, la precariedad, los accidentes, el deterioro general de las condiciones de vida... Hemos de asumir conscientemente que vamos a ser clase obrera, que hay que concebir la lucha como una contribución al desarrollo de la lucha obrera. Hay que conocer las experiencias de las luchas obreras.

Luchar aislados, limitados a tal o cual sector, es verse abocados a la derrota y la desmoralización. El problema es general y afecta a todos: estudiantes de instituto, trabajadores de la enseñanza, trabajadores de todos los sectores, empleados o desempleados (que tienen hijos estudiando en muchos casos). HAY QUE LUCHAR DE TAL FORMA QUE SE CREE LA UNIDAD CON TODOS LOS TRABAJADORES.

¡La lucha tendrá valor, se inscribirá en una dinámica de desarrollo de la lucha obrera, irá en el sentido del combate contra el capitalismo si es una lucha abierta a la que puedan unirse trabajadores de todos los sectores, trabajadores de la enseñanza, otros estudiantes!

En la lucha nadie puede decidir en nuestro nombre. Han de ser las Asambleas Generales las que deben decidir y controlar todo lo que se hace y acuerda. Las Asambleas deben elegir Comités revocables en cualquier momento que coordinen a los centros en lucha. Ningún comité autoproclamado puede decidir en nombre de todos.

¿Se puede luchar por objetivos de reforma del capitalismo como por ejemplo nuevas leyes que favorecieran a la pública? ¿En los programas de los partidos hay de verdad respuestas a nuestros problemas? Rotundamente no. La única lucha eficaz es aquella que se inscribe, aunque tenga por el momento objetivos reivindicativos limitados, en una dinámica de lucha por la abolición del capitalismo en todos los países.

Está claro que los señoritos del PP son nuestros enemigos pero ¿ el PSOE y otros órganos de la llamada “izquierda” son amigos nuestros? Hay una continuidad y una complicidad entre los gobiernos de “izquierda” y los gobiernos de Derecha que está por encima de sus peleas de familia. Están unidos en la DEFENSA DEL CAPITALISMO Y DE SU ESTADO. ¿Es que acaso el gobierno central de ZP no está deteriorando la educación u organizando despidos como en los Astilleros donde trabajadores de Gijón y Sevilla vuelven a la lucha tras habernos engañado con que se había “resuelto” el problema del sector naval? ¿Es que el gobierno de Maragall, aparentemente tan distinto del gobierno de Camps, no está atacando a los trabajadores en todos los sectores incluida la educación o la vivienda?

En la sociedad capitalista, los trabajadores y todos los explotados solo tenemos ENEMIGOS DECLARADOS (la Derecha o la Patronal) o FALSOS AMIGOS (la llamada “izquierda” o los sindicatos). Sólo podemos contar con la lucha, la conciencia, la solidaridad, de TODOS LOS TRABAJADORES Y EXPLOTADOS.

Sería ilusorio creer que la lucha va a ser rápida y todo se va a solucionar con unas cuantas acciones de presión. Se trata de una lucha larga y difícil, donde deben unirse las diferentes generaciones obreras. Es necesario discutir para tener claro cómo luchar, cómo organizarse, con qué objetivos. La lucha ciega, activista, un carrusel de actos de protesta... acaba no sirviendo y desmoraliza. Una lucha consciente, donde sepamos qué queremos y qué medios hay para conseguirlo es la que nos refuerza y nos ayuda a volver a la carga una y otra vez.

Por eso proponemos un FORO DE DISCUSION para discutir sobre la lucha actual así como sus perspectivas y el contexto global donde se inscribe. Todos los que estén interesados pueden enviar su mail a [email protected] para organizarlo e impulsarlo. También a Apartado de Correos 258 Valencia 46080.

Corriente Comunista Internacional 8-3-2005

Nuestro sitio Web es: www.internationalism.org/spanish