'Círculo de Comunistas Internacionalistas' (Argentina): Una nueva... y extraña aparición

Ver tambien :

Versión para impresiónEnviar por email

En nuestro artículo titulado “Circulo de comunistas internacionalistas: una extraña aparición” (1) publicado en nuestra página Web el sábado 16 de Octubre llamábamos la atención de nuestros lectores sobre que:

-         ese “Circulo”, que se presenta públicamente como “sucesor” del NCI de Argentina, ha aparecido súbitamente, de la nada, con una curiosa “Declaración” de apoyo a los elementos de la llamada “Fracción interna de la CCI” (Declaración fechada el 2 de Octubre que la FICCI difundió, en forma de hoja, ese mismo día durante la Reunión Pública del BIPR en París);

-         ese “Declaración” solo ha aparecido, hasta el presente, en la Web de la FICCI. Si dimos la Web de ese “Círculo” argentino (http/www.geocities.com/cci_1917/), es precisamente para que nuestros lectores puedan constatar, por ellos mismos, que dos semanas después de que la FICCI pusiera en circulación esa “Declaración” no aparecía en la Web del “Círculo”. Por eso es completamente legítimo, por nuestra parte, preguntar “¿A quién quiere ocultar ese violento ataque contra la CCI el autor de esos escritos más recientes? ¿Debemos pensar que quiere ocultarlo a aquellos de los que dice ser portavoz?”.

El lunes 18 de Octubre dos días después de la publicación de nuestro artículo, el autor de ese “Declaración” se decide finalmente a publicarla en la Web del “Círculo” (colgada hacia las 18 horas GTM), es decir, dos semanas después de que la FICCI la hiciera pública. Podemos deducir fácilmente que ese misterioso Web master (que se proclama “Círculo de comunistas internacionalistas”) al verse puesto en evidencia se apresura a colgar esa “Declaración” del 2 de Octubre en su Web.

Al  mismo tiempo que el “Circulo” publica la declaración del 2 de Octubre publica otra “Declaración”, del 12 de Octubre (que llevaba ya algunos días colgada en la Web de la FICCI y también del BIPR). Por nuestra parte, afirmamos que esta segunda “Declaración” es una sarta de mentiras y calumnias, de la misma caradura que la repugnante prosa de la FICCI.

Aquí nos vamos a limitar a señalar solo algunas pequeñas cosas sobre ella:

1).- Esta nueva “Declaración” que denuncia el método “nauseabundo” de la CCI emplea los mismos calificativos que el texto publicado por la FICCI en su Web (“La ignominia no tiene límites”) donde se dice “Eso da nauseas”. Las analogías entre los dos textos podemos verlas, entre otros ejemplos, en:

-         “voluntad de destrucción de los que se le oponen, hacer una política de tierra quemada a su alrededor” (“FICCI”); “Todo aquel que no está de acuerdo conmigo debe ser destruido. Esa es la sentencia pronunciada por la actual CCI contra todos aquellos que no están de acuerdo con sus orientaciones políticas fundamentales (...) [la CCI emplea] la táctica estalinista de `tierra quemada” (“Círculo”);

-         “ante todo se trata de desacreditar, romper, destruir, cualquier dinámica de discusión y de reagrupamiento” (“FICCI”); “la CCI trata de sabotear cualquier tentativa de reagrupamiento revolucionario” (“Círculo”).

2).- Esta “Declaración” se apoya en los hechos siguientes: varios militantes de ese “Circulo” habían “recibido llamadas telefónicas por parte de la CCI. Sin embrago, esas llamadas no se han hecho con una intención inocente, sino con la intención de destruir ese pequeño núcleo”.

Cualquier lector puede darse cuenta (¡a menos que esté “convencido” de antemano de la “culpabilidad” de la CCI!) de que la burda trama que cuenta ese “pequeño núcleo” no es más que una historia que se cae por su propio peso. Si esos militantes, que han recibido nuestras llamadas telefónicas, hubieran roto con la CCI (como afirma, entre otros, la FICCI en el texto antes mencionado) ¿porqué no, simple y sencillamente,... no nos han colgado el teléfono?

Además, lo más “extraño” de esa nueva “Declaración” es que para demostrar el carácter “nauseabundo” del método de la CCI no dicen ni una sola palabra sobre el contenido de esas llamadas telefónicas.

¿Cabe pensar que esos “nauseabundos” hechos solo existen en la mente de su redactor? Si no es así ¿por qué oculta el contenido de esas llamadas? ¿Quizá porque ese “pequeño núcleo” va a sacar ahora una... tercera “Declaración” en la que, finalmente, nos desvele la verdad (2)?

Lo que se dice en esa “Declaración” es tan absurdo que quien se lo trague no es que tenga el cerebro del tamaño de “una pequeña nuez” sino de una gran caja de serrín.

Más adelante volveremos sobre esa “nauseabunda declaración”, así como sobre el (ridículo!) escándalo “internacional” que quiere provocar.

CCI (19/10/2004).

(1)   El mismo día en nuestra Web en castellano “A propósito de la FICCI: El Núcleo Comunista Internacional condena la llamada FICCI”.

(2)   O que dará lugar, como es la práctica habitual de la FICCI, a toneladas de jabón hacia el BIPR que ha publicado su llamamiento.