En memoria del camarada Mauro

Versión para impresiónEnviar por email Hemos sabido del deceso, después de una larga enfermedad, de Mauro Stéfanini. Uno de los militantes más viejos y más comprometidos de Battaglia Comunista, él mismo, hijo de un viejo militante de la Izquierda Italiana. Publicamos aquí algunos extractos del mensaje de solidaridad que la CCI ha mandado inmediatamente a los militantes del BIPR así como pasajes de la respuesta de agradecimiento que nos ha hecho un militante del BIPR en nombre de su organización.


Correo de la CC


Camaradas,

Es con mucha tristeza que hemos sabido del deceso del camarada Mauro... Su vivacidad y su contacto caluroso van a faltar a los militantes de nuestra organización que le conocían personalmente.


Pero existen otras dos razones por las cuales su deceso nos afecta particularmente.


En primer lugar, resentimos la desaparición de Mauro como una pérdida para la clase obrera. Evidentemente, sus cualidades personales, principalmente sus capacidades como orador y redactor que no eran cualquier cosa. Pero lo que para nosotros es lo más importante, es su compromiso y su devoción militante. Un compromiso y una devoción que lo han mantenido mientras que la enfermedad estaba en vías de ganar el combate.


En segundo lugar, no olvidamos que Mauro era el hijo de Luciano, un miembro de Fracción Italiana por quien nuestro camarada MC tenía una gran estima por su devoción, pero también por su lucidez porque fue uno de los primeros, al seno de la Fracción, en comprender plenamente las implicaciones del periodo histórico abierto por la Primera Guerra Mundial sobre la cuestión fundamental de la naturaleza de los sindicatos.


Una de las consecuencias de la terrible contra-revolución que se ha abatido sobre la clase obrera tras la derrota de la Revolución Mundial, fue la casi desaparición de una tradición muy viva en el movimiento obrero del pasado y el hecho que muchos niños (como los hijos de Marx, los hijos de Wilhem Liebknecht y muchos de otros más) retomaran la antorcha de sus padres concretizando así la continuidad del combate proletario entre las generaciones. Mauro fue uno de los más raros en proseguir esta tradición y es un elemento suplementario de nuestra simpatía por él...


Es por esto que pueden estar seguros, camaradas del BIPR, de la absoluta sinceridad de nuestra solidaridad y de nuestros saludos comunistas.


Respuesta del BIPR


Camaradas,


En nombre del BIPR, quisiera agradecerles por la expresión de vuestra solidaridad tras la gravísima pérdida del camarada Mauro. Efectivamente, como lo han dicho, es para nosotros una desaparición muy dolorosa: por sus dones humanos, por su pasión y su devoción hacia la causa del proletariado, Mauro era un camarada como es raro encontrar. Su ser comunista estaba, se puede decir, “inscrito” en sus genes: no solamente porque venía de una familia que ha dado tanto a la causa del comunismo, sino sobre todo porque su espíritu se rebelaba instintivamente a la menor manifestación de opresión y de injusticia. No será fácil llenar la vida política que deja, será imposible llenar la vida humana...


Agradeciéndoles nuevamente, les mandamos nuestros saludos comunistas.