Irak, el caos se extiende en Oriente Medio

Ver tambien :

Versión para impresiónEnviar por email

Hace ya casi tres años desde que el ejército estadounidense tomó el control de Irak, y el país se hunde cada vez más en el caos. Más de 120,000 iraquíes muertos; 2,000 soldados estadounidenses muertos y 18,000 heridos; destrucción masiva de infraestructura, casas y edificios públicos. Irak se encuentra en una de las peores situaciones de cualquier país desde la Segunda Guerra Mundial. Encima de esto, la agudización de las tensiones imperialistas sobre Irak ha llevado a todo el Medio Oriente a un período de inestabilidad creciente. Los recientes bombardeos en Ammán, Jordania, que había evitado esta infección hasta ahora, son la prueba de esto.


La extensión del caos en el Medio Oriente

Irak hoy es un país devastado, rondando el borde de la guerra civil. El «nuevo», «próspero» y»democrático» Irak anunciado por la Administración Bush se encuentra en ruinas. La guerra de guerrillas continua contra las fuerzas de ocupación, atrocidades cada vez horribles contra la población civil, todo esto muestra que cualquier esperanza de una reconstrucción es una ilusión. Las divisiones entre grupos sunitas, chiítas y kurdos se han agravado violentamente con la población atrapada en el fuego cruzado. Cualquier futuro Estado iraquí será devastado por disensiones de toda clase. En el norte, terroristas sunitas y baátistas, apoyado activamente por Siria han lanzado numerosos ataques sobre intereses kurdos. En Bagdad y el sur predomina el conflicto entre sunitas y chiítas. El homicidio, los secuestros y la tortura son parte de la vida cotidiana de la población. El mes pasado docenas de chiítas fueron masacrados por terroristas suicidas mientras rezaban en sus mezquitas, mientras el Estado iraquí, dominado por chiítas, exigía venganza estableciendo centros de tortura que no tienen nada que envidiar al régimen de Saddam.

Esta situación ha abierto los apetitos imperialista de Irán y Siria. Esta última nación, que evidentemente se juega el derecho a tomar parte en el conflicto iraquí, ya ha estado sirviendo como centro para terroristas sunitas y baatistas. Su desalojo de Líbano le empujará indudablemente a extender su influencia en Irak.

Irán, actualmente involucrado en un enfrentamiento con EU y estados europeos en relación a su programa nuclear, se lame los labios con las posibilidades abiertas con el debilitamiento de Irak y el reforzamiento de las facciones chiítas en el nuevo gobierno, especialmente en las fuerzas de seguridad. Esto abre la puerta para que Irán adquiera un lugar mucho más importante en Medio Oriente, especialmente en el Golfo Pérsico y áreas productoras de petróleo. Esta perspectiva le obliga a actuar de una manera mucho más agresiva contra las grandes potencias y ha reforzado a las facciones más «intransigentes» y retrógradas de la burguesía iraní. Las tensiones entre Irán y Gran Bretaña aumentan cuando Teherán incrementa su apoyo a los ataques sobre las fuerzas de ocupación británicas por milicias chiítas.

Los bombardeos de Ammán nos recuerdan que ninguna región del Medio Oriente quedará a salvo de las fuerzas de destrucción. Estas son particularmente importantes porque Jordania representa un enlace entre Irak y el conflicto de Israel / Palestina. Por mucho tiempo Jordania actuó como un amortiguador entre Israel y las organizaciones palestinas, que atacó a la OLP por orden de los estadounidenses en los años 70. De esta manera, otro aliado cercano de EU ha sido atacado por los terroristas, de la misma forma que Arabia Saudita ha visto numerosos ataques de Al Qaeda desde la guerra de Irak.

En esta situación, también debemos tener en cuenta las diversas maniobras de Sharon, que tendrán como resultado mayores tensiones entre Israel y los grupos palestinos, e incluso entre los mismos grupos palestinos, especialmente Hamas y la OLP. Bajo la cubierta de la retirada de Gaza, en realidad el estado israelí está apretando sus pinzas sobre Cisjordania y se prepara para desplegar más fuerzas hacia Líbano. La decisión de Sharon de dejar Likud y formar un nuevo partido apoyado por el ex laborista Shimon Peres no quiere decir que Sharon se ha convertido en una blanca paloma. Significa simplemente es uno de los más inteligente de la extrema derecha, entorpecida por los dogmas irracionales, capaz de mantener cada pulgada de la tierra santa.


Dificultades crecientes para EU

En esta situación, es claro que para el gobierno norteamericano cada vez es más difícil justificar su presencia en Irak. La idea de que invadir Irak sería un golpe al terrorismo internacional ha sido desacreditada por el simple hecho de que la oleada terrorista se ha hecho más y más fuerte, no sólo en Irak sino también a través del mundo, incluyendo Europa. Lo mismo vale para la idea de la instalación de la paz y la democracia en Irak. Por lo tanto, la Administración Bush está siendo objeto de la crítica no solamente de sus adversarios tradicionales en la «comunidad internacional», como Francia y Alemania, sino también desde el interior de la misma burguesía norteamericana- y no sólo entre los demócratas sino también incluso desde el interior del Partido Republicano. La caída dramática de la popularidad en las encuestas de opinión pública de Bush, los debates en el senado dominado por republicanos sobre la necesidad para los EU de fijar una fecha para la retirada y sobre la tortura de presos en Guantánamo, el surgimiento de los nuevos escándalos sobre la manera en que el gobierno manipuló los hechos en relación a las armas de destrucción masiva... todo esto muestra el verdadero callejón sin salida que enfrenta la burguesía estadounidense.

Y encima de todo, a pesar de algunos recientes despliegues de fuerza contra baluartes rebeldes en el norte, EUA también está mostrando su impotencia en el terreno. La Casa Blanca se encuentra en un dilema por:

* La presión de la opinión pública sobre la situación desastrosa en Irak, que está empujando al retiro lo antes posible.

* La amenaza que significa a los intereses de EUA retirarse bajo las actuales circunstancias, que además de dejar que Irak se hunda más en el cenagal, se vea como una derrota, incluso una humillación para EUA, que habría fallado completamente a su promesa de traer la paz y democracia al país.

* Los apuros de EUA son una fuente de satisfacción para sus rivales imperialista, ya que legitima su oposición a la invasión de Irak y les dará la oportunidad de promover sus propias ambiciones imperialista con el pretexto de ofrecer sus servicios desinteresados. Así por ejemplo, vimos a Francia hacer propuestas a Jordania después de los bombardeos de Ammán.

Irak es el verdadero rostro del capitalismo actual. También es una imagen del futuro que la burguesía nos prepara. Solamente la lucha contra este sistema moribundo puede ofrecer un futuro diferente a la humanidad.

Mulán/ 5 de diciembre de 2005